martes, 31 de diciembre de 2013

105. Darnís y los dibujantes invisibles

 

   ¿Recuerdas el juego de las diez diferencias? Dos viñetas: su composición es idéntica, la traducción es evidente, pero seguro que encontramos entre ellas algo más que diez sutiles diferencias. La primera pertenece a la contraportada de Puck, es obra del pionero de los cómics de aventuras británicos, Walter Booth, al que su editor nunca dejó firmar su obra. La segunda, a la contraportada de La Risa Infantil; su autor es desconocido -quizás Darnís o Farell- y se trata no de una mala impresión, sino de un calco de la anterior.
   Esta práctica degradada llegó a su fin al renovarse la oferta de periódicos infantiles con la aparición de Mickey (Molino) y Aventurero (Hispano Americana) en 1935. Las publicaciones de Tomás Marco reemplazaron entonces las series calcadas por otras de producción propia, aunque continuaran imitando modelos británicos. "Aldine y Frank" sustituía a "Orphans of the Sea" y, en la portada de La Risa infantil, "Fosfórico y Melindres" ocupaba el lugar de "Tripitas y Cebolla", es decir, de la versión calcada de "Weary Willie and Tired Tim".
   La firma del joven Darnís menudeba en las páginas de La Risa, a partir de ese momento, en los dos registros que le serían habituales: el humorístico y el de aventuras. Las parejas cómicas, "Fosfórico y Melindres", "Trikitrake y Papamoscas", las ilustraciones de cuentos infantiles o las series de aventuras, "Aldine y Frank", "El fakir sangriento", "El secreto de la India". Darnís había mimetizado la composición de un gran maestro, Walter Booth, pero estaba punto de descubrir, como todos, un nuevo mundo, el de Alex Raymond.










   Los números 534 a 544 de La Risa Infantil fueron publicados probablemente entre febrero y mayo de 1935, carecían de cualquier indicación de fecha e incluso el año de su periocidad está equivocado.

2 comentarios:

  1. Por fin pueden verse las imágenes. Me alegro de que lo hayas solventado.

    Y de nuevo una entrada interesante y hermosa. Documentación, historia del cómic, maravilla...
    Y si está Darnís de por medio, qué decir: ¡ambrosía pura!

    Un abrazo y feliz año, lleno de libros y tebeos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Jesús. Estoy recuperando las entradas una a una y, de paso, intentaré mejorarlas.
    En efecto, esto es arqueología. Me he limitado a las páginas firmadas, pero su colaboración anónima debe remontarse a tiempo atrás.
    Un abrazo y que podamos seguir con este diálogo, y con más cosas, durante 2014.

    ResponderEliminar