lunes, 10 de junio de 2013

102. Marilyn & Pepe

   

  Marilyn Monroe, o puede que aún se tratara de Norma Jean, posó para varios calendarios y anuncios del fotógrafo y pintor Earl Moran. Se reconocen en ellos sus facciones, pero Moran no pretendía retratar a Marilyn, sino plasmar su prototipo de mujer.



  La serie de Andy Warhol, por su propio carácter seriado, ya mostraba que no se trataba de representar a una persona, sino de reproducir imágenes de la imagen del personaje de Marilyn en Niágara. Imágenes de una imagen de la imagen representada por Marilyn.

  Dibujar a Marilyn no es fácil, aunque Pepe González lo hiciera con pasmosa facilidad. A diferencia de Moran, González no vierte a Marilyn en un molde ajeno y, como Warhol, tan sólo busca reproducir imágenes de la actriz, de sus películas o de sus sesiones fotográficas. Imágenes de Bert Stern, John Florea, Philippe Halsman, Douglas Kirkland, Ernest Bachrach, Milton H. Greene y otros que los lápices de Pepe González consiguen reproducir fielmente, hallando líneas donde no las hay y vertiendo en ellas sus emociones. La Marilyn de Pepe no es  tanto un cuerpo como la emoción que transmiten unos labios y unos ojos entreabiertos.