lunes, 3 de octubre de 2011

66.4. Los reyes de Marte


  

  "El picnic de un millón de años"
  Octubre de 2026.
 Una excursión de pesca por un canal orillado de ciudades muertas y una promesa paterna: ver marcianos.
  En el aire, un nuevo silencio, nadie emite ya desde la Tierra.
  Una esperanza, la llegada de otra familia con cuatro hijas.
  El fuego, el fin de una civilización y el inicio de otra.
  El agua, el reflejo de una nueva identidad.








  Imaginémonos una adaptación al cómic de The Martian Chronicles. No encontraríamos todos los relatos ni sus derechos pertenecerían a la misma editorial. Los cuatro relatos aquí reunidos provienen, originalmente, de las siguientes publicaciones:
  "Mars is heaven!", Weird Science 18, EC Comics, marzo-abril, 1953.
  "Night Meeting", Ray Bradbury Chronicles 2, Bantam Books, julio, 1992. ("Encuentro nocturno", Cimoc 136, julio, 1992).
  "There will come soft rains", Weird Fantasy 17, EC Comics, enero-febrero, 1953.
 "The million year picnic", Weird Fantasy 21, EC Comics, septiembre-octubre, 1953.

2 comentarios:

  1. No estoy seguro, pero creo que hay más relatos de Crónicas Marcianas llevados al cómic.
    Tendríamos que buscarlos...

    Queda una esperanza, sí, pero a costa de cuánta destrucción. ¿Cuántas civilizaciones han perecido? La terrestre, la marciana, la colonial...
    El pesismismo de Bradbury resulta desenfrenado y casi enfermizo. Su rechazo del mal uso de los avances tecnológicos derroca muchas de las posibilidades de nuestra supervivencia.
    Mundos enteros son aniquilados por sus propios habitantes.
    Nos queda una primera llama, un extraño reflejo que busca la verdadera identidad en medio del caos y de la duda.
    ¿Quiénes somos?

    Gracias por estas maravillosas dádivas.

    Severin está genial, desde luego.

    ResponderEliminar
  2. En EC hay dos historias más adaptadas directamente de Bradbury: "The silent towns" ("Las ciudades silenciosas"), dibujada por otro grande, Reed Crandall. La descarté por su tono humorístico, he preferido mantener el tono melancólico dominante.
    También "The long years!" ("Los largos años"), del no menos grande Joe Orlando. La obra del hombre que sobrevive a su creador. Decidí no incluirla por resultar redundante con "Vendrán lluvias suaves..."
    Y, por último, dudé en incluir uno de mis cuentos preferidos, además de los incluidos, "Fuera de temporada", "The Off Season", dibujada por Del Barras, moderna, expresionista, que contrastaba, quizás demasiado, con el material clásico.
    Coincido casi completamente contigo, salvo en el matiz de acentuar el pesimismo. Creo que Bardbury, como tú me has señalado, aún cree en un remedio para la melancolía.
    Gracias, Jesús, por compartir conmigo tus lecturas, tus vivencias.
    Ahora toca Freixas.

    ResponderEliminar