lunes, 25 de julio de 2011

62.La historieta rota



  Unos restos fosilizados en un sendero del bosque, vestigios de un pasado desaparecido y olvidado. Un elfo que recorre el sendero, otro vestigio de otra época también desaparecida. Esa es la historia que narra "The End", el fin de una era que siempre es el comienzo de otra.
  Esta historia acompañó a Wallace Wood desde su infancia y su primera versión, "The Wizard King", apareció como un relato ilustrado en la revista Witzend (1968/71), editada por el propio Wood. "The End" es su prometido segundo intento, doce páginas que resultan insuficientes para dar cabida íntegramente a la trama, pero absolutamente preferibles a la opción que perpetró el director artístico de la revista 1984. Bill BuBay separó los dos hilos argumentales en dos historias que, en el mejor caso, resulta una castración de la historia original, "Quick Cut", y en el otro, simplemente un insulto al mundo fabulado por Wood bajo la apariencia de jocosos comentarios, "One Night Down On The Funny Farm!"
  Wood recurrió de nuevo a la autoedición para recuperar "The End", obra que sigue inédita en castellano, no así los dos engendros que recogió el 1984 de Toutain. Una historia para leer y dos para admirar la belleza de los dibujos de Wood en blanco y negro.
Textos de Wallace Wood.

Y versión de Bill BuBay.




6 comentarios:

  1. Una entrada maravillosa... Y es que no sé si lo sabías, pero con Mr. Wood me has tocado la fibra.

    Cada día que pasa adoro más el arte de Wallace, uno de los más grandes de todos los tiempos.

    Y eso que aun no poseo The Wizard King; una obra con la cual me tengo que hacer sí o sí...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Increíbles chapuzas y lamentables deturpaciones. Nunca dejo de sorprenderme con las barrabasadas que se han cometido en el mundo del cómic.

    El trabajo de Wood es, como siempre, genial, y se revaloriza afortunadamente ante cualquier otra cuestión.

    Excelente y necesaria entrada para seguir conociendo a fondo las entretelas de nuestro admirado noveno arte.

    ResponderEliminar
  3. En la entrada de tu blog ya dejas constancia de que Wood se cuenta entre tus preferencias, también lo está entre las mías: sus ilustraciones para Galaxy, todo Mad, s-f y sword and sorcery, todo, vamos.
    La tercera versión de The Wizard King es algo más floja de dibujo, pero siempre mejor que Bill DuBay.
    Saludos, Mo Sweat.

    ResponderEliminar
  4. Una alegría, Jesús, estar de nuevo aquí. Acabo de leer tus dos últimas entradas que me había perdido.
    El mes de julio es para mí el de jornadas más largas y, este año en particular con los recortes, el peor que recuerdo.
    ¡Qué gran equilibrio consigue Wood entre la claridad de su dibujo, tan claro como Disney, cuando Wood quería, como ya sabemos, y la dureza de su narración. Lástima que algunas de sus mejores obras en Warren estén en Vampirella, porque, supongo, que no está prevista su reedición.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Apreciado Clementcor,

    Hace poco comentaba con alguien que si la Inquisición Española hubiera dedicado su artesanal trabajo a pasar cuentas con traductores y versionadores (y editores, y la SGAE, y....) quizás ahora no tendría tanta mala fama. ¿¿Pero por qué demonios hacen eso?? La inanición mental e imaginativa no justifica asesinatos del calibre de los cometidos por el señor BuBay. Y ahora discúlpeme pero debo dejarle porque me temo que necesito un Valium.

    ResponderEliminar
  6. Amigo jordalgar, lamentablemente los afanes inquisitoriales no faltan en ningún ámbito de la vida humana, basta con arrogarse cierta superioridad moral respecto de los demás. En cuanto a los cómics, hace tiempo que entendí que su defensa es una forma de reconocer su inferioridad. No se justifica la pintura ni el cine. Las artes valen por sus obras. Lo de BillDuBay tiene delito.

    ResponderEliminar