martes, 22 de febrero de 2011

56.2. Fábulas Japonesas



  "Hace mucho, muchísimo tiempo, vivía en... la provincia de Nara, en la de Echigo, en Mutsu, Tango, Shinshin..." Un tiempo remoto en localizaciones remotas. El esquema del cuento de hadas se repite con variantes cuento a cuento: un gorrión que resulta ser un hada, una tortuga que es una princesa. Otras variaciones parecen más peculiares, matrimonios ancianos sin hijos que encuentran una descendencia inesperada: la hija de la Luna; Momotaro, el hijo de melocotón. Y de modo recurrente, en varios cuentos, reaparece el palacio de Rin Jin, el Rey Dragón de los mares; fuera del tiempo, en el fondo del mar. El dibujo minucioso y ornamental de Freixas da forma a todas esas maravillas. Un rico acervo de fábulas que bien podría descubrir Bill Willingham.

2 comentarios:

  1. Maravillosas y delicadas ilustraciones.
    Freixas parece traspasar las fronteras y adueñarse del espíritu oriental, como si de un pintor japonés se tratara.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Jesús, siempre me he quedado con la duda de cuál sería la fuente documental de Freixas en plena guerra. He llegado a rastrear el cuento del espejo en un Lecturas de los '30, pero deben haber otros antecedentes. La investigación siempre es apasionante.
    Para la próxima entrega, la tercera y última parte.
    Abrazos.

    ResponderEliminar