sábado, 22 de enero de 2011

54.Entre olas y mitos


Os Lusíadas. El poema de Camoens narra la expedición de Vasco de Gama a la India como si se tratara de un mito. Segrelles sigue a Camoens en esa visión: mares y cielos de fantasía y ensueño, quedando la realidad reservada a la tierra firme.
Júpiter, juez del éxito o fracaso de la expedición. Venus, recurriendo a las ninfas marinas para salvar a los marinos portugueses. El sueño del rey don Manuel en el que se personifican los ríos Ganges e Indo. También la personificación del Cabo de Buena Esperanza como un gigante en medio de la tormenta. La calma, Vasco de Gama se postra al ver tierra. Vasco de Gama retenido en tierra por el zamorín de Calicut. Y de nuevo el mar de la fantasía, el palacio de cristal de la diosa Tetis (que no Venus como da a entender el pie) y, por último, Tetis mostrando la Tierra sobre un campo de rubíes y esmeraldas. Ocho ilustraciones de Segrelles, de hace casi un siglo, para la colección Araluce. Contrasta esta versión mítica del viaje de Vasco de Gama con la versión más realista de Odiseo, que dejaremos para otra ocasión.











5 comentarios:

  1. ¡Impresionantes ilustraciones de Segrelles!
    Me sorprende su enorme capacidad para recrear las escenas más fantásticas, lo que habla igualmente de su extraordinaria imaginación.

    ResponderEliminar
  2. Segrelles siempre es sorprendente! : )
    recomiendo su museo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué gran dibujante de cómics hubiera sido! Su afición es bien conocida, en su biblioteca de la casa-museo de Albaida no faltan los tebeos populares de la época. ¿Y, en su estancia en los USA, siguió las grandes series de la prensa? Indudable, sin duda, su talento para lo fantástico y la fantasía.
    Abrazos, Jesús.
    No me olvido de Darnís, he caído en un agujero negro llamado "editorial Marco".

    ResponderEliminar
  4. He visitado dos veces Albaida por el Museo Segrelles y por la iglesia de Albaida, cubierta por sus pinturas. Coincido totalmente contigo, Kraustex, vale la pena.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Me gustaría mucho conocer ese museo. Si algún día me desplazo por Valencia, la visita será obligada.

    Abrazos a los dos.

    ResponderEliminar