domingo, 25 de julio de 2010

43.3. El planeta misterioso (2)















¿"A.B." inscritos en un barril? Se trata, sin duda, de las iniciales del pequeño de los Blasco, Adriano, que con trece años ejercería de aprendiz de su hermano. Adriano se incorporó a Chicos dos años después, en el número 382. También es posible que Alejandro Blasco, aunque firmaba paralelamente a la publicación de "El planeta misterioso" su propia serie, "Dardo amarillo", hubiera contribuido en alguna medida, ya que continuó con "el Pecas" en un relato de aventuras africanas con guión de Javier Olavide, "El ídolo del lago".


El problema con los Blasco, especialmente en sus principios, es que la suma de los hermanos menores parece restar lo que Jesús podía dar de sí; pero también es cierto que la marca del hermano mayor vela la madurez que alcanzaron en sus trabajos Alejandro y Adriano Blasco.

3 comentarios:

  1. ¡Qué preciosidad! Nunca me canso de ver y percibir la mestria de Blasco, su dominio de las formas y los cuerpos, su estilo rotundo y atractivo.
    Y eso que estamos, como tú decías, en una época de transición. Después su estilo cobraría más personalidad y su técnica llegaría todavía más lejos. ¡Alucinante!

    ResponderEliminar
  2. Toda una epoca representada en estas intensas imagenes

    ResponderEliminar
  3. Disculpad que tarde en contestaros pero las proximidad de las vacaciones exige jornadas intensas.
    En efecto, Jesús, mientras preparo una entrada, repaso material para la siguiente y alucino con la composición y el volumen de las figuras de la próxima historia de Cuto en color. Así que, con un poco de paciencia, espero que podamos disfrutar de más Blasco.

    Marcos Mateu, gracias una vez más por pasarte por aquí; desde luego se pueden entender al filo de la actualidad de la época estas historias de Blasco: 1944, El planeta misterioso; 1945, Tragedia en Oriente. Muy significativas cada una; también, claro, a nivel de dibujo como deudoras de las dominicales de Raymond.
    Saludos.

    ResponderEliminar