viernes, 23 de abril de 2010

36.Segrelles y Cervantes


En 1929 The Illustrated London News ofrecía, en su número de Navidad, siete ilustraciones de José Segrelles, repartidas en cuatro páginas, con su visión de El Quijote. La luz de la fantasía en un mundo que siempre es oscuro, la soledad olvidada en la lectura, son vivencias que pudieron compartir Segrelles y Cervantes, Segrelles y Alonso ... Quijana o Quijada. Con los mismos materiales, agua y color, se pinta la realidad, vemos una venta y no un castillo, un arriero y no un moro encantado, y la ficción, ¿el caballo de madera sobrevuela nubes o humo?, acaso los molinos se metamorfosean en gigantes. No es de extrañar que Segrelles encontrara en El Quijote tema para ilustrar durante toda una vida.

"Din Quijote en su biblioteca" (cap. I).

"Don Quijote velando armas" (cap. III).

"El moro encantado" (cap. XVII).

"Don Quijote ante el león enjaulado" (2ª p., cap. XVII).

"Don Quijote y Sancho a lomos de Clavileño" (2ª p., cap. XLI).

"En Sierra Morena" (cap. XXV).

"No eran gigantes" (cap. VIII).

5 comentarios:

  1. Fantásticas imágenes, impregnadas de ese difumino tan característico del genial Segrelles.
    Todas son magníficas, pero la primera, la de don Quijote en su biblioteca, con ese logrado efecto de la luz, me parece sublime.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo, Jesús. Continuaré con la serie del London News hasta completarla (faltan otros tres), pero antes Fuentes Man.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. No te puedes imaginar la alegria que me das, al ver todas estas imagenes , y no te imaginas la envidia que me das al hacer una cosa que me gustaria hacer ami . Pronto mas material de FRAZETTA (espero que sea novedad) y de SEGRELLES una pequeña sorpresa. RAY

    ResponderEliminar
  4. Ray, si dispusiéramos de más tiempo haríamos no un blog, ni dos, sino un libro o, puestos a soñar, dos. Espero ansiosamete ver ese material de dos de nuestros dibujantes favoritos. Sí, porque Segrelles es tan buen dibujante como pintor.

    ResponderEliminar
  5. El Maestro.
    Sobran las palabras.

    ResponderEliminar