sábado, 21 de noviembre de 2009

27.3. Epílogo



Roy Krenkel era el acicate artístico de la cuadrilla de colaboradores y amigos integrada por Frank Frazetta, Al Williamson y Angelo Torres, principalmente, conocida como The Fleagles. Si Krenkel descubría a Segrelles, su influencia llegaba a Frazetta.
El dibujo de Krenkel es sólo un preliminar para una posible portada de las revistas de terror de Warren; curioso que el nacimiento de la vida y de la luz inspirado en Beethoven, Krenkel lo entienda como un motivo que causa pavor.
Queda, en la entrega 25, la portada de Weird Tales de A.R. Tilburne tomada también de las ilustraciones de Beethoven.

sábado, 14 de noviembre de 2009

27.2. De la luz y la música


Segrelles inició su colaboración con The Illustrated London News en 1927 con una serie de once acuarelas que ilustraban no un texto, sino la música de Beethoven. La primera tiene un carácter general, la soledad de Beethoven en medio de la tormenta. Las cuatro siguientes ilustran la Quinta Sinfonía: la hija del campanero, la humanidad siguiendo su destino, unos con fe -la venda en los ojos-, otros sin ella; el destino llama a la puerta, con el pie de las primeras notas de la partitura; y, en la última, hombres y mujeres ascienden hacia la luz, cumpliendo su destino.
La sexta imagen interpreta un pasaje de la sonata para piano nº 23 (Appasionata), el nacimiento de un sol se identifica con el rostro de Beethoven.
A la Tercera Sinfonía, "sinfonía heroica para celebrar la memoria de un gran hombre", corresponde la séptima imagen: el viaje llega su fin, la luz queda atrás, pero permanecen las huellas doradas de la memoria.
La octava imagen también es genérica, reincide en el tema del nacimiento de la luz y de la vida.
Beethoven dedicó la sonata para piano nº 14 a Giulietta Guicciardi, uno de sus amores imposibles, Segrelles representa al claro de luna, primero, el vicio y la pureza y, a continuación, una figura traslúcida que personifica la sutilidad y la imposibilidad de ese amor.
La undécima imagen interpreta la sonata para piano nº 8 (Pathétique). A medida que se pone el sol, el guerrero sentado se convierte en piedra, pero aún oye. Segrelles, a nuestro parecer, representa la tragedia de Beethoven, la sordera de un músico. El atuendo egipcio recuerda a la esfinge y a las inscripciones egipcias que Beethoven colocó bajo el cristal de su mesa de trabajo: "Ningún mortal me ha arrancado el velo".

Raimundo Molina y Clemente Córdoba.











viernes, 6 de noviembre de 2009

27.1. Segrelles y el Libro de las mil y una noches


Farizada, la de sonrisa de rosa, disfrazada de caballero, sigue el rodar de la bola de granito rojo en pos de sus hermanos desaparecidos.

La colaboración de José Segrelles con The Illustrated London News se extendió de 1927 a 1935. En su edición de 1930, recogía una selección de las ilustraciones que Segrelles preparaba para el primer volumen de Las mil y una noches de Salvat Editores (1932). Las tres primeras imágenes corresponden al cuento de Farizada -Parizada en inglés-, que supera las pruebas en las que habían fracasado sus hermanos, las voces de las rocas de basalto y el agua de oro que mana de la roca azul.
La cuarta imagen corresponde al segundo viaje de Simbad, se trata del "rokh", ave mitológica que devora enormes serpientes, capaces de devorar elefantes. La representación de Segrelles es amorfa, la de Freixas (novena imagen de la entrega anterior), en cambio, consiste en una mezcla de diversas aves.
Las imágenes quinta y sexta ilustran el cuento de Alí Babá y los cuarenta ladrones. Las tres últimas, el cuento de Aladino y la lámpara mágica: Aladino sube la escalera hacia la lámpara sin prestar atención a los rubíes y turquesas que se arraciman en el jardín; le siguen Aladino y el genio y el presente de 40 esclavos negros y 40 esclavas, cargadas con cuencos de perlas y joyas, para conseguir la mano de la princesa Badrulbudur.
La magia hace posibles los deseos y Segrelles, la magia.

Raimundo Molina y Clemente Córdoba.