miércoles, 14 de octubre de 2009

26.Fantasías orientales para después de una guerra


Los 1o mejores cuentos orientales contiene veinte ilustraciones de Freixas, dos por cuento, una como encabezamiento y otra a página completa, la portada y las guardas, que eran las mismas en toda la serie. Publicado por Sucesor de E. Meseguer, carece de depósito legal y de referencia alguna al autor o traductor de los textos o a su impresor.
La fantasía oriental fue el género de evasión por antonomasia durante la Segunda Guerra Mundial, la máxima distancia que la imaginación podía poner respecto de la realidad. Siguió la estela del éxito de la producción británica de Alexander Korda, El ladrón de Bagdad (1940), con películas tales como Alí Babá y los cuarenta ladrones (1944) o La Reina de Cobra (1944). Esos títulos aún se paseaban por las marquesinas de los cines cuando Freixas ilustraba el cuento de Alí Babá o el de Simbad el Marino. No obstante, así como se considera, en ocasiones, nuestra Guerra Civil como el prolegómeno de la Guerra Mundial, análogamente la obra de Freixas, que ya ilustraba los Cuentos de hadas japoneses para Molino en 1939, anticipaba desde esa fecha cierto curso que iba a tomar la cultura popular.





















domingo, 4 de octubre de 2009

25. Algo más que 21 gramos


"Scared to life" -un paradójico juego de palabras, "vivo de miedo", en vez de scared to death, muerto de miedo- es una breve historia de tres páginas con guión de Marv Wolfman de los inicios de Bernie Wrightson. Encontramos aquí por primera vez un motivo recurrente en su obra: un hombre que transporta un ataúd. La imagen representa, probablemente, la pesadumbre, que nos acompaña toda la vida, por la consciencia de nuestra propia muerte. Wrightson tenía veinte años y su representación de la figura espectral hace memorable una simple anécdota.

"Scared to life", House of Mystery 180, mayo-junio 1969 (versión española, "El caso del ascensor", Dossier Negro 216, abril 1988).

"Bad Doin's in Knuckledowns Lonesome", seis años posterior, es una obra, tanto por su técnica como por su significado, compleja: Tres cadáveres en el fondo y tres hombres expectantes; el cadáver más próximo parece estar cavando una fosa, el segundo lo observa; el hombre a horcajadas sobre el ataúd parece impulsarse con la pala como si se tratara de un remo o de una pértiga, mientras que el hombre del gabán que sostiene la cuerda parece preparado para tensarse. ¿A quién entierran, en qué maldades ponen tanto ahínco?

"Bad Doin's in Knuckledowns Lonesome", Christopher Enterprises, 1975.

También los vampiros tienen que cargar con su ataúd, aunque sea para protegerse de la llegada de un nuevo día.
A Collectors Guide To the Artists, 1977.

Death Dreams of Dracula 3, Apple, 1991.

El mismo leitmotiv por Jack Sparling en la colección vecina:

House of Secrets 113, octubre-noviembre 1973.

Todos ellos, Wolfman, Wrightson, Sparling, podían conocer la portada de A. R. Tilburne para Weird Tales:

Weird Tales vol. 38, nº 1, septiembre 1944.

Que Tilburne plagió de la portada de The American Weekly de octubre de 1931, que recogía la pintura de José Segrelles "Beethoven's Eroica" de 1927.